,

Los beneficios de comer comida de estación

Nutrición, cambio de estación

La naturaleza es sabia y nos acerca lo mejor de sí misma en cada estación. Es por eso que debemos aprovechar cada uno de estos productos. De esta manera, obtendremos el beneficio de comer un producto fresco, que maduró en su planta, en su punto justo, respetando sus tiempos naturales, y a un costo menor que si lo adquirimos fuera de temporada.

Estamos en otoño, así que aprovechemos el último mes de esta estación que nos trae deliciosas batatas, papas, berenjenas, zapallos, zanahorias, remolachas, cebollas, puerros, hongos, además de paltas, rabanitos y coles, como brócoli y coliflor. No solo por el frío es que en estas épocas comienzan a cocinarse a fuego lento esos deliciosos guisos que abrigan el alma.

Y si hablamos de fruta, no podrán faltar en las verdulerías y fruterías del barrio, el grupo de frutas que nos aportarán un alto contenido de vitamina C: limón, pomelo, naranja y mandarina. Además, habrá manzanas y algunas peras de invierno que ya comenzarán a aparecer.

Entrando al invierno, no debemos perdernos de las deliciosas espinacas y acelgas bien frescas y otras verduras de hoja como el repollo, y de las frutas seguirán acompañándonos los cítricos, sumando a los quinotos, y también las bananas y frutillas.

Así que con todas estas maravillas que nos regala la tierra, hagamos guisos, estofados, sopas, tortillas, verduras al horno, compotas, mermeladas ¡y todo lo que se imaginen!

¿Qué es lo que más te gusta cocinar y comer en otoño/invierno? ¡Compartí con nosotros tu receta!