, ,

Infografía: Sí se puede invitar a comer a un celíaco

Desde CeroTACC hemos creado una infografía muy sencilla donde damos algunos tips para invitar a comer a una persona con celiaquía. Desde que comenzamos con este proyecto buscamos las formas de mejorar la calidad de vida de todo ellos y hacer algo por una mejor integración con la sociedad que los rodea. Algo que tal vez muchas personas que no son celiacas son incapaces de invitar a comer a un celíaco por la simple razón de tener miedo a hacerles daño con alguna comida no-apta.

El objetivo de esta infografía es la de abrir ese pensamiento e invitarlos a comer, tanto a niños, como adultos. Recetas sencillas hay un montón, simplemente con recorrer este mismo blog encontrarán muchas ideas para hacer. Sin embargo, en la infografía hemos dejado esas comidas que son ricas y saludables para todos.

Sin más, los invitamos a recorrer nuestra infografía que de ahora en más es de todos. 🙂

(clic en la imagen para verla en tamaño completo)

Esperamos te sea útil la infografía, la idea es que personas NO celíacas puedan tener acceso a esta información para entender un poco más y construir un vínculo más estrecho con la celiaquía.

Written by Jorje

Soy fundador de CeroTACC, un mundo #singluten que abrió sus puertas en el 2010 para construir un punto de encuentro para todos los celíacos de habla hispana. Pueden escribirme a [email protected]

  • sam

    No estoy de acuerdo con considerar que la celiaquía no es una enfermedad. Tener en consideración a un celíaco y respetar su modo de vida no amerita negar la enfermedad. Hay problemas de tipos biológicos y que ameritan un tratamiento que se llama dieta. Digo esto porque considero que puede volverse en contra a la ley que reconoce a la celiaqía como enfermedad y todo lo que hasta ahora se a logrado. Lo digo con el mayor de los respeto a quienes no opinen igual, solo les pido reconsiderar ciertas expresiones.
    Gracias

    • Jorje

      Estimada Sam, no llamarle “enfermedad” a la celiaquía tiene un fin noble ante la situación. Desde que decidimos fundar este espacio de conexión entre celíacos y personas no-celíacas fue con intensiones justamente de conectarnos mejor y poder difundir/capacitar al resto de la sociedad sobre la temática.
      Una tarea para nada sencilla pero a la cual hemos volcado mucho tiempo e intentamos hacerlo lo mejor posible.

      Cuando conocí al Dr. Eduardo Cueto Rúa, mejor dicho, cuando conocí lo que él escribía sobre celiaquía, me gustó mucho la forma en la que llega al tema como profesional de la salud. Con todo el respeto que merece la temática, quiero citar al Dr. en lo siguiente:

      “Quiero reflexionar sobre este tema. En el curso de estos años siempre que hemos dado el diagnóstico de celiaquía a un niño y a su familia lo hacemos como una buena noticia. No es una postura, es un verdadero sentimiento. Ahora sabemos porqué tenía problemas serios de crecimiento y desarrollo y más aun sabemos como solucionarlos. Nuestra actitud deja traslucir un momento feliz. A partir de ahora todo cambiará y para bien.Inmediatamente a las explicaciones y mostraciones de imágenes endoscópicas de pliegues y vellosidades así como imágenes del empedrado, del signo del peine y del scalloping o festoneado, hacemos lo propio con imágenes histológicas de casos sanos con esbeltas vellosidades y otras con atrofias severas, con la inconfundible hipertrofia críptica, así como hacemos notar y descubrir un “ejércitos de linfocitos” llamado infiltrado linfoplasmocitario luchando implacable y cotidianamente contra “el pan nuestro de cada día”. No tardamos en decirles que todo ese daño y toda esa atrofia será revertirá con una dieta estricta y permanente. A este mensaje le imprimimos tanto la “mayor firmeza”, como también la “mejor onda”, y lo hacemos, por supuesto con los “mejores modos”, y con una meta clara “poder llegar a ver en ese niño un hombre o una mujer sano/a, deportista, estudioso/a, celiaco/a, hermoso/a y feliz”.Para mayor convencimiento de nuestro paciente, agregamos: Si a su hijo, en un año, se lo presentamos a una Junta Médica para que le busque una enfermedad, esta Junta dirá: “Este niño es absolutamente sano, lo hemos estudiado de los pies a la cabeza, hemos hecho todo tipo de análisis, lo hemos dado vuelta como un guante y no tiene nada”. Si esto es así ¿Por qué entonces llamarlo “enfermo” o decir que el niño padece la “Enfermedad Celiaca”?“No es enfermo, es celiaco.”La enfermedad ha quedado atrás, el es sólo celiaco… eso es todo. ¿¡Qué buscan entonces los grupos llamados de autoayuda que vehementemente le dicen al paciente o a los padres… “¡¡Su hijo es enfermo!! y el tratamiento es hacer la dieta correcta siguiendo los listados que nosotros vendemos”!?*_Tarea para el hogar… Cambiar el mundo.”

      Y trabajar para cambiar el mundo, es lo más lindo que puede hacer un ser humano.

      De más está decir que no queremos crear un espacio donde se perjudique a lo que con tanto esfuerzo se construye día a día con respecto a la Ley. Es más, hemos trabajado en la difusión como cualquier otra organización que simplemente busca una mejor calidad de vida para cualquier celíaco.

      Un cordial saludo, Jorje Rojas.

  • no hay excusas

  • gracias

  • jorjerojas

    Probando los nuevos comentarios en CeroTACC 🙂